BUGARACH: LA MONTAÑA DEL FIN DEL MUNDO

La montaña de Bugarach, es uno de los puntos clave de los misterios históricos del sur de Francia, más concretamente en la zona del Languedoc. Muy cerca está la villa de Rennes-le-Château, conocida por las historias de tesoros ocultos que podían remontar a los tiempos de Jesús Cristo, tal como expresó en sus novelas el escritor Dan Brown en su “Código da Vinci”.
Allí me dirigí en febrero de 2011 para realizar otro reportaje-documental para “Cuarto Milenio”, juntamente con el cámara José Alberto Gómez y el técnico Carlos Cabanillas, excelentes profesionales y mejores amigos.
La prensa mundial ha destacado un pequeño pueblo llamado Bugarach a causa de sus implicaciones con las profecías del fin del mundo para 2012. Algunos místicos creen que esta zona de salvará de la catástrofe global. Por ello, el alcalde de la localidad cree que allí acudirán miles de personas – en su mayoría místicas – para salvar sus vidas y almas.
Recorriendo la zona llegamos hasta el recóndito valle de La Salz, donde vivió un ermitaño y visionario genial llamado Jean de Rignies. Allí entrevistamos a Yannick Prouteau, de la Asociación Amigos de La Salz quien nos recordó la vida de su desaparecido amigo.
A lo largo del viaje, recorriendo carreteras estrechas, serpenteantes, nevadas y peligrosas, vimos el monte Bugarach desde varios ángulos y pudimos entender porque la montaña es tan especial.
Los rumores hablan que allí se esconde un tesoro, que algunos identifican con la bíblica Arca de la Alianza o la entrada hacia un mundo subterráneo sugerido por Julio Verne en sus obras. El escritor francés Charly Samson afirma haber visto militares realizando extrañas maniobras en la zona. Otros afirman que el Mossad y el Servicio Secreto francés buscan algo insólito en la montaña…
Sin embargo hay los que dicen que todo son leyendas, como el prestigioso escritor Richard Bessière, el padre de la moderna ciencia-ficción francesa, a quien tuvimos el honor de entrevistar en su casa en Béziers. Estudiosos de las religiones como Thierry Bécourt, de la Asociación Estandarte de la Paz, nos contó que todo es mucho más complexo, que la zona es una especie de catalizadora de pensamientos, religiones y de expectativas del ser humano.
Lo que os puedo afirmar es que el lugar no deja indiferente a nadie, sea por sus historias fantásticas, sea por su belleza natural.

Pablo Villarrubia Mauso

About these ads

1 Comentario

  1. jou said,

    24 diciembre 2012 a 3:24 pm

    cualquier lugar puede ser el nuevo mundo! eso esta en cada uno!!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: